HHH

LA COMUNIDAD DE HOY POR HOY HENARES

FERNANDO GALVÁN ELEGIDO NUEVO RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE ALCALÁ

Fernando Galván es desde hoy el nuevo rector de la Universidad de Alcalá. Este catedrático de Filología Inglesa y ex vicerrector de planificación académica durante el mandato de Virgilio Zapatero se proclamó hoy vencedor de la segunda vuelta de las elecciones con el 56,16% de los sufragios, frente al 36,74% de su rival, el catedrático de Botánica y ex alcalde de Alcalá por el Partido Socialista, Manuel Peinado.

La participación entre los profesores doctores fue de un 88,36%, la más alta seguida por la del Personal de Administración y Servicios (PAS) con el 86,62% de participación. Entre los profesores ayudantes y personal investigador la participación fue del 52,38% y la mayor abstención se dio en el sector de los estudiantes, entre los que votó sólo el 19,80%. Galván aseguró que llega a su nuevo cargo “con muchas ganas e ilusión”.

UN RECTOR CON MUCHOS RETOS

La ilusión está bien, pero lo fundamental es que Galván acceda al rectorado con ganas porque los retos de la Universidad de Alcalá son muchos y complejos. La institución cisneriana no atraviesa por sus mejores momentos y la actual crisis económica afecta también a las máximas instituciones académicas. Además, las elecciones dejan una herida abierta entre la comunidad universitaria que ha vivido unas elecciones marcadas por el enfrentamiento entre dos bloques existentes en la Universidad con prácticas, en ocasiones, impropias del mundo académico. El  respaldo obtenido por Galván ha sido mayoritario, pero no debería obviar los apoyos recabados por los otros tres candidatos, Peinado, Alvar y Morilla. Sólo el tiempo dirá si la herida es superficial o si hay riesgo de gangrena.

En su programa electoral, el nuevo rector apuesta por la importación de modelos y prácticas que están dando buenos resultados en otras universidades del mundo, fundamentalmente en Europa. Teniendo en cuenta que la competencia entre las universidades españoles será cada vez mayor, puede ser un aspecto positivo el imitar conductas que hayan tenido éxito en otros países. No obstante, la aplicación de prácticas foráneas en casa no suele resultar fácil y, por otro lado, la internacionalización de la Universidad, según se recoge en el programa del nuevo rector, pasará por una mayor presencia del inglés. Desde luego sería ideal que a los universitarios españoles, sólo por el hecho de serlo, nadie les preguntase si saben inglés, dándolo por supuesto. Sin embargo, la educación en primaria, secundaria y de bachiller deja mucho que desear en cuanto a la enseñanza del inglés. Las clases magistrales en inglés de personalidades académicas extranjeras puede ser una gran idea, pero sólo si los estudiantes entienden lo que dicen.

También propone Galván mejorar el prestigio de la Universidad de Alcalá con fichajes del mercado internacional que permitan a la institución subir de categoría. Por utilizar términos futbolísticos, a nadie le disgusta que un Balón de Oro juegue en su equipo. Sería bonito ver jugar a ‘zidanes’ en la UAH, pero sería triste que, como ya ocurre a día de hoy, no se le diesen las oportunidades necesarias a los ‘pavones’. Dentro de la propia institución existen ya jóvenes estudiantes/investigadores/profesores que están llamados a ser personajes muy relevantes en diversos campos del conocimiento. Al nuevo equipo rectoral debería preocuparle que otros “ojeadores” capten a esos jóvenes valores porque en su casa no hayan tenido oportunidades.

En una entrevista concedida en Ser Henares, Fernando Galván aseguró que la Universidad debe estar presente en la sociedad en la que se integra. Siguiendo esa buena máxima, el ámbito social en el que se integra la Universidad de Alcalá es el del Corredor del Henares, una zona con una serie de necesidades a las que la UAH deberá dar respuesta. En primer lugar, la crisis económica que afecta, más severamente que a otras regiones españolas, al Este de Madrid requiere una serie de cambios en los modelos productivos que han de pasar por la Innovación y el Desarrollo que obligatoriamente debe impulsar la Universidad. Seguro que el nuevo rector, gran conocedor de las universidades anglosajonas, coincide en señalar que no es casualidad que en California, en Silicon Valley, se sitúen las empresas punteras en el sector de las TICs (Tecnologías de la Información y Comunicación) junto a universidades como Stanford. Puestos a importar modelos estaodunidenses o británicos, tal vez el discurso pregonado por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de que Alcalá debería convertirse en el Oxford español podría cambiarse por otro en el que se apostase porque la Universidad de Alcalá fuese la Stanford de un Valle del Henares conocido en el mundo por las empresas que exploten económicamente una buena concentración de neuronas.

Otros de los retos de Fernando Galván será multiplicar panes y peces (mejor euros, por supuesto) para afrontar la renovación de la UAH. Las cuentas de la Universidad de Alcalá se han recuperado prácticamente del esfuerzo titánico que supuso su nacimiento y crecimiento. Tal vez ahora el nuevo rector pueda plantearse si se mantiene el actual nivel de endeudamiento o si es el momento de pedir nuevos créditos para renovar la institución. En principio parece previsible pensar que el nuevo rector optará por lo primero. No obstante, independientemente de la decisión que tome, lo que sí será necesario es una mejor gestión de los recursos actuales.

La Universidad de Alcalá, entendida como empresa, es el principal motor económico del Corredor del Henares, según estudios de profesores de la propia institución. Lo que le ocurre a este motor es que debería mejorar su eficiencia: gasta mucha gasolina. Cuando hay poco urge priorizar. En la Universidad de Alcalá en los últimos años ha habido dinero para proyectos de difícil justificación (como, por poner un ejemplo, la radio universitaria gestionada por ? dirigida por ? con la finalidad de ? y con un impacto entre los estudiantes reducido por no decir nulo y al margen de la propia actividad académica), mientras que la carestía era evidente en otros ámbitos probablemente más importantes para la institución, su personal, sus estudiantes o la comarca en la que se integra.

Normalmente a los ganadores se les da la enhorabuena, pero en tiempos difíciles a los cargos de gran responsabilidad casi es mejor desearles buena suerte para el buen hacer. Así que esperemos que Fernando Galván tenga toda la suerte del mundo para ayudar en el gran esfuerzo que supondrá revitalizar a la Universidad de Alcalá en una época complicada.  

HHH

Anuncios

10 marzo 2010 - Posted by | ACTUALIDAD | , , , , , , , ,

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: